APS ARS explica los importantes beneficios que la lactancia materna aporta al infante y a su madre

La lactancia materna establece un vínculo afectivo entre la madre y su bebé.

Santo Domingo.- En el marco de la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, APS ARS recordó los múltiples beneficios que ofrece la lactancia materna, tanto para la salud del infante, así como para la de su progenitora.

La leche materna contiene los nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé, que ayudan a protegerlo contra infecciones y otras enfermedades. Este alimento natural está compuesto por proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales que contribuyen a un óptimo desarrollo físico, emocional, intelectual y psicosocial del niño o niña.

Muchos de los componentes de la leche materna se encargan de cuidarle mientras su sistema inmunitario completa su desarrollo, protegiéndole de enfermedades respiratorias, como la neumonía y la bronquiolitis. También contra diarreas, otitis, infecciones de orina diabetes, gases, estreñimiento y alergias. Asimismo lo hará menos propenso a padecer obesidad o diabetes y favorecerá su intelecto.

“La leche materna es un alimento rico y completo para el bebé. Le proporciona todos los nutrientes y energía que necesita. Además que la práctica de amamantar crea un nexo especial entre la madre y su bebé”, explicó la doctora Arelis Gatón, Gerente Médico de APS ARS.

La doctora Gatón indicó que en el caso de la madre, amamantar a su bebé reduce el riesgo de padecer cáncer de ovario y mama, así como de diabetes tipo 2. Esta práctica disminuye el riesgo de sufrir depresión posparto y ayuda a que la madre recupere su figura mucho más rápido.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses. A partir de entonces la introducción de alimentos apropiados para la edad y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, instaurada oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF en 1992, tiene lugar del 01 al 07 de agosto de cada año y es celebrada en más de 170 países.